Los equipos de limpieza son primordiales para realizar una labor eficiente en  cualquier instalación, pero quien los maneja debe tener un uniforme,  el cual debe contar con ciertas características, para que tenga comodidad en sus tareas.


Un uniforme de limpieza debe ser holgado, para que el personal tenga total libertad de movimiento, por ejemplo:


Las mangas deben ser anchas para que el trabajador alcance las zonas más altas y el pantalón debe contar con las mismas características, debido a que cuando se barre o trapea hay que agacharse, algo que no se podría hacer con una prenda ajustada.


Las telas son otro factor necesario para la comodidad, por lo cual es preferible uniformes que sean una mezcla de algodón, porque es un tejido cómodo y el poliéster por su resistencia, lo cual además significará un ahorro para que este tipo de prendas duren más.


Hay distintos estilos de uniformes, desde la  camisa o camisola con pantalón, hasta las batas.


También el calzado es otro factor importante, con zapatos que tengan  suela antideslizante, para evitar caídas cuando se trabaje sobre suelos mojados, además deben ser suaves, porque un trabajador de limpieza pasa muchas horas de pie realizando sus actividades.


Tome en cuenta estos consejos para su empresa de limpieza.